Las alianzas de boda son el símbolo material que representa uno de los sentimientos más puros del ser humano; el amor hacia el amado o la amada. Los anillos de boda son, por tanto, el sello y recordatorio de la promesa de amor eterno consumada durante la ceremonia entre los recién casados.

Estas alianzas, son símbolo de elementos imprescindibles en la vida de una pareja. Tales como el amor eterno, la fidelidad, el honor y respeto al otro, el compromiso y el vínculo de la unidad. Se convierten en un acuerdo entre el hombre y la mujer, en el que prometen entregarse el uno al otro. Tal y como transmite la figura del aro, no tiene ni principio ni fin, como ocurre con la unión imperecedera entre la pareja.

A pesar de que casi tres mil años antes de Cristo ya se realizaba el intercambio de anillos entre parejas, fue en Grecia, en el siglo III a.C, cuando se popularizó el uso del anillo nupcial colocándose en el cuarto dedo de la mano izquierda, donde se creía que se encontraba la vena del amor, que comunicaba este dedo con el corazón. Posteriormente, los romanos, y luego los cristianos, continuaron con la tradición griega.

Hoy en día, existen infinidad de diseños amoldados a los gustos de cada pareja, al igual que la fabricación en diferentes materiales. Pero lo más especial, es que, a pesar del paso de los años, el significado sigue siendo el mismo.

En Joyería Juan Manuel podrá encontrar el anillo que mejor se adapte a sus gustos, siempre con la mejor calidad y a precios muy competitivos. Además de poder elegir entre diversos modelos y materiales, contamos con taller propio profesional. Lo que ofrece un sincretismo perfecto entre nuestros clientes y el personal cualificado de la joyería, ofreciéndoles la posibilidad de crear y personalizar sus propias joyas.